Rio de Janeiro, 24 de Junio de 2018
           
       


Cromoterapia Prática
:: Lea el resumen




Leia o resumo do Livro
:: Lea el resumen

 

Leia o resumo do Livro




Leia o resumo do Livro




A Trilogia das Cores



Saiba mais sobre o Pyracromos
:: Conozca el Pyracromos



Saiba mais sobre o Bastão Atlante
:: Conozca el Bastão Atlante



Akhenaton, o Faraó iluminado
:: Lea el resumen

 

Nefertiti

 


Tutankhaton

 


 


Civilizações Perdidas

 


Extraterrestres

 

Vidas Passadas
::  Lea el resumen

 


A Grande Piramide

 


Minha Vida na Outra vida no Egito

 

 

 

 


Comentario

   Bajo el título de “Los Colores en el antiguo Egipto” proferí mi primera charla como miembro del Centro de Egiptologia del Club Naval - Rio de Janeiro, en la cual hice un homenaje a quién yo considero el mayor vulto de la historia de Egipto: Akhenaton.
   Akhenaton asumió el trono de Egipto como Amenhotep IV, haciendo una co-regencia con su padre, el Faraón Amenhotep III. Después de la muerte de éste, el Faraón Amenhotep IV cambió su nombre para Akhenaton, haciendo una reforma social, política, religiosa y artística, construyendo una nueva ciudad en medio del desierto, que se llamó Akhetaton - El Horizonte de Aton.
   Akhenaton condujo la religión egipcia en el sentido de despertar el pueblo para la comprensión del Dios Ùnico y mostrar el caminho de la ascensión espiritual que todo ser humano debe seguir, a traves del AMOR, de la JUSTICIA y de la VERDAD para alcanzar la esencia de la Luz.
   Siglos después Jesus vino concretar esa misión, enseñando:

AMOR: “Debeis amar al prójimo como a vosotros mismos.”

JUSTICIA: “Buscad en primer lugar el reino de Dios y su Justicia, y todas esas cosas os serán dadas por acrécimo.”

VERDAD: Conocereis la verdad y la verdad os libertará.

   Se percibe entonces que Akhenaton fué el precursor de las enseñanzas de Jesus, pues ambos transmitieron la palabra de Dios que se fundamenta en el Amor, en la Justicia, y en la Verdad. Akhenaton enseñaba a su pueblo que era necesario “vivir en la verdad”, pues sólo así sería posible encontrar el camino del amor y la justicia, apoyo del equilibrio que conducen al hombre a su evolución para alcanzar la tan deseada felicidad.
   Esta era la máxima de Akhenaton: “VIVIR EN LA VERDAD”, pues quien vive en la verdad, tiene el corazón pleno de amor y justicia.
   Akhenaton fué el Faraón del Amor pues no admitía la guerra.



( Imprimir el tema | Indicar la página )

 
Histórico ::   
Cursos ::   
Conferencias ::   
Consultas ::   
Casos Recup. ::   
 
M. Cuántica ::  
La Jaqueca ::  
En El Deporte ::  
En El Stres ::  
Para Niños ::  
Para Estudiantes ::  
Foto-Aura ::  
Revistas ::  
 
Colores A. Egipto ::  
Akhenaton (hom.) ::  
Comentario ::  
Viajes-Pesquisa ::  
 
Curriculum Vitae ::  
Resumen Curricular ::  
Congresos/Cursos ::  
Libro de Visitas ::  
Como Comprar ::  
 
visitas: 104137
:: Página melhor visualizada com resolução: 800x600 ::

Curso de Cromoterapia
Saiba mais..

Fechar